Cinco canciones por las que amamos a Depeche Mode

Sí, ellos han vuelto a arrasar en nuestro país, por sus conciertos claro. Depeche Mode siguen teniendo la cartera asegurada, repleta, por los miles y miles de fans que cosecharon en los 80 y 90 y que aún les siguen allá dónde se dejen caer con sus sintetizadores, sus guitarras, su voz engolada, sus amaneramientos y con el otro (Andrew Fletcher). Llenos los dos recintos habituales en sus giras por nuestra España querida y unos seguidores satisfechos, casi orgásmicos. Si hubiese tenído oportunidad de verles, de nuevo, lo habría hecho aunque llevo dos décadas sin un mínimo sentimiento positivo hacia alguno de sus discos. Pero donde hubo fuego quedan brasas y aquí os dejo una lista con cinco canciones (podrían haber sido muchas más) por las que les amé hasta la estenuación.

5. LITTLE 15

Para muchos este es su segundo mejor disco. “Music For The Masses” les confirmaba como grupo de eso, de masas, de estadios, de fervor electrónico, de estética y pose atormentada ya para siempre jamás. Esta pequeña pieza cerraba la cara A de un álbum que en 1987 me cogió por el pecho para no saltarme nunca.

4. NEVER LET ME DOWN AGAIN

A este mismo elepé pertenece esta catedral. Uno de sus himnos más coreados y estremecedores. Casi cinco minutos de extasis, de fe y devoción. Una obra maestra que habla de amigos para siempre, de decepciones, de viajes astrales…

3. STRIPPED

Primer single de otro de esos álbumes (BLACK CELEBRATION)  en los que cambiaron el ¿registro? para adentrase en el lado más oscuro de la banda. Un desnudo integral con uno de los finales más portentosos de su carrera, sobre todo en esta versión con la que aprendido a aporrear cubos de basura como si ni hubiera mañana.

2. HALO

VIOLATOR es, para la gran mayoría de seguidores/as su obra maestra, cosa que no pongo en duda, sin embargo fue para mí el BLACK CELEBRATION su disco más conseguido, el más redondo. Sin embargo no podemos dejar de caer rendidos a ese “Personal Jesus”, al “Enjoy The Silence” o “World In My  Eyes”. VIOLATOR tenía para dar y tomar y sus singles competían en calidad directa con los que no lo fueron. No había relleno y a las pruebas me remito, este HALO es una de sus canciones imprescindibles.

1. WALKING IN MY SHOES

Con “Song Of Faith And Devotion” marcaron otro hito, ser número uno en Estados Unidos. Con esta canción, precisamente, se hicieron aún más enormes y con un cambio de registro hacia el rock /grunge, tan de moda en aquellos primeros 90, que les sentaba de maravilla. Lejos de que sus fans más acérrimos se tiraran de los pelos, el cambio de sonido e imagen fue acogido con devoción. Esta es una de sus mejores canciones de siempre…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s