Imagen

Canciones que me hacen llorar: “Adagio para cuerdas” de Barber

Esta obra máxima del maestro Barber es tan brutal que está considerada la pieza musical más triste de la historia. Su mar de cuerdas, de notas flotantes, ha puesto B.S.O a muchas muertes. También a películas de corte de venas profundo. Desde la bélica poesía de Platoon a la mirada triste de Amelie, pasando por la máscara sucia de El hombre elefante o la delicadeza visual de Los Juncos Salvajes. Climax y tristeza. La subida justa para provocar una historia de lágrimas reparadoras. Porque llorar es saludable y expiatorio. Solo hay que saber el porqué de dicha tristeza para poder comulgar con ella sin que esta provoque más daño del necesario. Y el adagio es la música perfecta para expolear al que necesita sanar por dentro una herida para luego dejarla abierta con el fin de que el viento bueno venga y la seque. Fue escrita en 1936 y estrenada en el 38.

 

Ha tenido  adaptaciones miles, aunque para los que cumplimos la cincuentena se nos quedarán grabadas para siempre estas:

 Y sobre todo:

 

No olvides que la tristeza también se puede bailar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s