Imagen

La Estrella (blanca) de David

Nos hemos quedado hipnotizados. Extraña canción. Deber ser la estructura. Igual es por la forma de interpretar, de contar y vivir,  lo que viene siendo una noche de farra de alguien que ha perdido la costumbre de interactuar con el prójimo (o la prójima) . David canta como si estuviera tendiendo la ropa en la terraza. Bien de retranca. Subida planetaria y festivalera para una canción de varias escuchas. Se necesita digerir lentamente. Esnifar varias veces sobre un espejo donde aún se refleja su producción (maravillosa) para La Bien Querida. Su estrella es alargada pero poco prolífica en lo que ha producción propia se refiere. Tras siete años de sequía el próximo 19 de octubre atacará con un nuevo disco que bajo el título de “Consagración” ya nos adelanta esta “Noche de blanco satán”

cropped-lumiere-36.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s