¿No es esta una canción perfecta para una primavera de color dorado? Esta estación que tanto sobresalto nos está regalando, de tipo climatológico. Las tormentas de la mente  se sobrellevan mejor con la música. Esta bossa nova, preciosa, está datada en 1960 y escrita por Antonio Carlos Jobim. Son innumerables las versiones que se han hecho de la pieza. Grandes de la música como Andy Williams o Joao Gilberto la hicieron suya, Everything But The Girl hizo lo propio en 1996 al incluirla dentro de esa joya de la corona electrónica titulada ‘Walking Wounded’ aunque es su versión de lujo. Escondida obra maestra que más tarde se recogía en el recopilatorio, ‘Like the Deserts Miss the Rain’ de 2002. Sea como fuere la interpretación de Tracey Thorn no puede ser más bonita en el fondo y en la forma. Su melancólica voz es el guante perfecto para esta melodía ardiente que, aquí, está aderezada con esa electrónica que tan buenos resultados le dio al dúo a mediados de los 90. 

cropped-lumiere-36.jpg