Alejandro Arteche es un vasco de carácter. Una motocicleta—de casta le viene al galgo, su abuelo fue un conocido motociclista—, un ‘zorro’ del rock. Un león—no confundir con el boxeador, del mismo nombre—que devora la música, la procesa y la retiene en su cabeza. Una biblioteca mental de un calibre superior al de muchos, al de muchas. Cuando él habla, o escribe, los demás callamos y escuchamos con atención. No solo se expresa a través de la voz o las palabras escritas, su catálogo de fotografías, sobre todo de los 80, es caso aparte. Otra catedral de momentos básicos de lo que fuimos, musicalmente hablando, y de lo que muchos añoramos hoy.

Alejandro es diseñador gráfico y fotógrafo. Además, ha estado al frente de varios programas de radio, el último fue ‘Trepidación’ de BI FM y ha pinchado discos como demonios. Sus platos rebosan rock ‘n’ roll clásico, por encima de todo, nos cuentan. Pero viendo/escuchando esta lista comprobamos que sus fuentes van mucho más allá. Adora a Elvis pero también es fan de Mocedades. La negrura de la música, en el sentido más amplio de la palabra, la dulzura y el vértigo de esos ‘pinchadiscos’ que no sabes por donde van a salir…

LAS GRECAS “Te estoy amando locamente”

Verano del 74. Playa de Algeciras y el single sonando a todas horas en el jukebox del chiringuito porque cada vez que salía del agua pedía 5 pesetas a mis padres para ponerlo. Los del chiringuito me odiaban. Al final me tuvieron que comprar el single y con él un tocadiscos Phillips, de pilas, para escucharlo. Y ahí comenzó todo para mí. Nunca tuve discos infantiles. Me desvirgué en el vinilo con Tina y Carmela.

SERGIO Y ESTÍBALIZ “Piel”

Cuando me los cruzaba por la calle no había pareja que transmitiese más buen rollo solo con verles. Su etapa Novola cuando se separan de Mocedades es maravillosa. “Piel” es un baladón casi country maravilloso.

SHEER ELEGANCE “Life is too short, girl”

Apareció en una de mis visitas a La Metralleta de Madrid cuando se podían comprar singles a 50 pesetas y te pasabas la tarde entera manchándote las manos de polvo. No los conocía pero una amiga experta en música negra me obligó a comprarlo. Nunca estaré lo suficientemente agradecido por haberme descubierto este medio tiempo que es una joya.

ELVIS PRESLEY “Burning love”

La etapa Vegas y 70’s es mi favorita de Elvis. Desfase total con los buzos de brillantes y los pasos de baile inspirados en el kárate. Esa decadencia de los conciertos en hoteles mientras la gente cena en mesas corridas tipo merendero es totalmente white trash. Se podía haber relajado y vivir de las rentas y aún así hizo este himno propio de un semental empotrador.

BEAST OF BOURBON “Psycho”

Otro disco que compras por su precio (90 pesetas el lp mientras estaba tirado en el suelo del Discoplay de La Vaguada revistando cajas de oferta). No era muy del rollo australiano ni nada que recomendaran en el Ruta 66 pero lo compré. Es la única canción que me gusta de ellos. Tan insana, tan David Lynch, tan turbia y perturbadora.

MINK DEVILLE “Heaven stood still”

El disco parisino de Mink Deville. Obra maestra. Una canción maravillosa que quiero que suene en mi funeral. No hay vez que la escuche que no se me erice la piel.

SUPREMES “Livin’ in a shame”

Siempre he considerado a Diana Ross una trepa y una chunga. Liarse con el dueño de la discográfica para ascender, como agarra a un niño Michael Jackson de la mano mientras bailan para tirarle al fondo del escenario y que no le robe plano… Las Supremes tienen infinidad de éxitos pero este tema es especial y único.

GABINETE CALIGARI “Me tengo que concentrar”

Escrita a medias con la Décima Víctima. ¿Quién da más? Recuerdo escuchar el estreno de este canción en radio 3 por la noche en una radio a pilas, a oscuras, mientras al otro lado de la ventana de mi casa Bilbao entero se inundaba con el desbordamiento de la ría en 1983 que asoló la ciudad.

DONNA HIGHTOWER “This world today is a mess”

Adoro a esta mujer. Todo un trallazo de disco soul lanzado desde España a todo el mundo. Hay un video un de una tv austriaca cantándola en directo que es brutal.

MATIA BAZAR “Caballo blanco”

Soy un apasionado del pop italiano de los 70. Maria Bazar es uno de mis grupos favoritos y este tema es, simplemente, impresionante. Recomiendo buscar grabaciones en directo de ellos en youtube. No hay mejor voz que la de Antonella Ruggiero.

cropped-lumiere-36.jpg