Imagen

Hoy hablamos de teatro. ‘Llueven Vacas’ de Carlos Be

Como aquí solo hablamos de lo que nos gusta, de vez en cuando nos atrevemos con los libros o el teatro. En este caso nos hemos adentrado en el imaginario de un dramaturgo al que admiramos desde hace años: Carlos Be y su mirada de cristal. Junto a su compañía de teatro anda de gira presentando, aquí y allá, una obra cuyo título bien pareciera que habla de otra cosa. ‘Llueven Vacas’  primero fue texto—el que tengo en mis manos—para convertirse en película y acabar como obra de teatro. Dirigida por el propio Carlos Be y con Joan Bentallé, Lidia Navarro y Carol Verano como protagonistas de una especie de agonía del alma enterrada en flores. ‘Llueven Vacas’ (el texto) es la forma poética del maltrato, más psicológico que físico, del dolor y la anulación de la persona, de la mujer: de esa estatua sin piernas que muere por un amor apaleado. Vida, dolor y muerte de una mujer que se cree feliz porque así lo ordena su marido. Un personaje que se encarga de lacerar su alma. Que cura las heridas para volver a provocarlas. Que maltrata, en definitiva. De eso va ‘Llueven Vacas’, de maltrato, de violencia de género. Sí, de ese aspecto—tan nímio—al que quieren quitar hierro los chicos y chicas de VOX.

¿Se puede hacer poesía con algo tan sumamente delicado? Se puede. Carlos Be lo hace y lo vuelve a bordar. En este caso la metáfora es una lluvia de vacas que fascina a la protagonista, que no ve, no oye, no siente…Estremecedor documento que estoy deseando ver en escena. De momento conocemos algunas fechas: 3 de febrero en el Corral de Comedias de Alcalá de Henares y el 7 de marzo en la Casa de la Cultura Teodoro Cuesta de Tarragona.

Anuncios
Imagen

Canciones que me hacen llorar: ‘I Wanna Be Adored’ de The Stone Roses

Aunque la letra es todo un alegato al ‘yoísmo’ más irreverente, a la par que simple, servidor no la llegó a entender hasta adquirir los mínimos conocimientos de la lengua de Shakespeare. Tampoco era tan complicado atendiendo a un estribillo machacón que nos decía: ‘Quiero ser adorado’. Sea como fuere este himno de finales de los 80 fue una de las canciones más conmovedoras de aquel movimiento ‘Madchester’ que atrapaba a propios y extraños con melodías cercanas—muy cercanas—a The Beatles pasadas por un filtro dance casi lisérgico. La canción abría el álbum debut de los británicos, comandados por Ian Brown, cuya adoración, como su propio titulo indica, fue total y absoluta por parte de crítica y público. No tuvieron que vender su alma, en absoluto. Fueron alzados en volandas hasta el altar del mayor grupo de culto del Reino Unido con tan solo dos discos en el mercado y no pocas desavenencias entre sus miembros que, una vez desmembrados, dieron vida a otros proyectos maravillosos como Seahorses o Primal Scream.

No entendía la letra pero sí la intensidad de la canción: su épica que relacionaba con dolor y tristeza, con rabia y rebeldía…Sólo había que ver como iban vestidos, dejando atrás el culto a la imagen de los 80 y cómo era su puesta en escena; ni bailar, ni cantar. En cualquier caso no había que perdérselos.

cropped-lumiere-36.jpg

 

Imagen

Las 15 mejores canciones de 2018 (De fuera y de dentro)

Como en la redacción somos pocos y estamos bien avenidos, por primera vez—y que sirva de precedente—hemos elaborado una lista con lo mejor del año que se nos va. Y están todos/as, porque de ellas hemos hablado durante 2018 y aquí sólo hablamos de lo que nos gusta.

15. Make me Feel (Janelle Monáe)

14. Try ( Rick Astley)

13. Yes Baby (Mist3rfly)

12. Sister (Tracey Thorn)

11. Hoy la bestia cena en casa (Zahara)

10. Un nuevo lugar (Amaia)

9. Contigo (Nos miran)

8. Affaire de Verano (Electronikboy)

7. Bagdag (Rosalía)

6. Alien (Beach House)

5.  Multiplicada (Christina

4. Removerás Montañas (Molina Molina+Javier Álvarez)

3. El Rey Azotado (Presumido)

2. Laboratorio Espacial (Salvador Tóxico)

1. Bailando con el viento (Pachi García ‘Alis’)

Imagen

‘Removerás Montañas’ de Molina Molina junto a Javier Álvarez

No hace mucho conocíamos de esta colaboración entre el granadino y el madrileño. Molina Molina y Javier Álvarez, éste último viviendo una segunda juventud tras la publicación de su nuevo y notable disco, ’10’ y dejando claro que donde hubo fuego, quedan rescoldos. ‘Removerás Montañas’ es, desde el principio, mi canción favorita de ese disco de pop perfecto y pizpireto llamado ‘La gran Esperanza Blanca’. Este temazo es el que cierra el elepé—en pequeñito pero dejando una estela tan grande como las cuerdas que lo acompañan, también las vocales—.  ‘Puede que uno de los dos no esté tan vivo’, esa es la maza melancólica con la que nos aporrea este single que se ha editado para añadir segundos de disfrute. La conjunción entre ambos artistas es perfecta. La canción parece que está hecha a medida para el propio guerrero Álvarez, también el videoclip aunque él no aparezca físicamente.  Javier está escondido en los cascos de Molina y le susurra las estrofas que le corresponden, lo invita a insultarle—con o sin motivo—y todo en blanco y negro. Este trabajo videográfico, de entrada, nos recuerda a los vídeos que acompañaron algunas de las canciones del mítico ‘Automatic for the People’ de REM.

Pepe Molina se desdobla, entre el artista aclamado y el hombre de a pie, para decir que sigue pensando en alguien…

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Canciones que me hacen llorar: ‘Give It Up’ de Talk Talk

El color de la primavera representado, en la portada de este disco de 1986, con un collage de mariposas de tonos ocres. El color de la primavera no fue un disco excesivamente alegre, aunque lo pareciese—o pareciera—. Ocho canciones tienen la culpa de tan sublime obra maestra. Un disco sin tiempo pero con forma. La mística, la espiritualidad, el desafío a lo establecido en aquellos años en los que para triunfar había que seguir la estela de unos Duran Duran cualquiera. Ellos, comandados por Mark Hollis, no fueron normales, no. Desde la voz, tan característica del líder, a la temática en sus textos, pasando por unos arreglos que dejaron atrás el pop electrónico para aventurarse—y multiplicarse—en capas y capas de sonido, de vientos, percusiones varias y mucha delicadeza. Ponemos un ejemplo de ese álbum, aunque podrían ser muchos más los temas a incluir en esta sección. Desde su apertura, ‘Happiness is Easy’ al cierre, ese magnánimo  ‘Time It’s Time’.

Talk_Talk_-_The_Colour_of_Spring

Hasta los mismísimos Depeche Mode—Alan Wilder incluído—destacaban entre sus influencias a este conjunto londinense. El mismo Dave Gahan llegó a decir que eran el mejor grupo de la historia de la música. Ahí queda…Ríndete hoy, si no lo hiciste en su día.

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

La bellísima vuelta de Salvador Tóxico

No es una canción de Navidad, pero lo parece. No es una canción de amor desesperada, pero lo parece. Una lucha interna, quizá. Sea como fuere— las lecturas podrían ser muchas—lo importante es que Salvador Tóxico está de vuelta. El proyecto, encabezado por Javier Castellanos, acompañado aquí por Javier León y Chema Ruíz, da un pequeño giro a su delicada propuesta, mínimo al menos en este ‘Laboratorio Espacial’, sin abandonar la esencia, para demostrar que pueden seguir creciendo. La canción es el adelanto— o regalo navideño—de lo que está por venir: un álbum de once nuevas canciones que se recrudecen para ahondar en el interior del artista, aquí exponenciando su miniatura, esa pequeñez que hace de Castellanos su seña de identidad.

Una vuelta al Salvador Tóxico más íntimo, más desgarrado, más obsesionado por ofrecer canciones envueltas en capas y capas de sonido, de matices, de mínimos. Nos Miran, el dúo revelación del año, le da el toque sideral a una canción enorme, sobre todo la fase final en la que los coros le cantan a un Satanás envuelto en luces navideñas. Un final de película que bien podría acompañar una nueva revisión de ‘Qué bello es vivir’.

Los chicos de Rau Foto le ponen luz a este lyric. Nos pasean por Madrid de la mano de sus elfos.

cropped-lumiere-34.jpg

Imagen

Canciones que me hacen llorar: ‘Bailando con el viento’ de Pachi García Alis

Así, desde la primera escucha. ‘Bailo solo porque solo es como vine a este lugar…’ Coraza, protección modo ON. ‘Bailo con mi soledad, que no me va a pisar…’ Colisión. Mienten, todos mienten. Un medio tiempo precioso no, lo siguiente. Qué difícil es vivir rodeados de mierda, de dolor en todas partes. Más vale solo que mal acompañado. ¿Qué coño le pasa al mundo, a la gente? ¿Qué nos lleva a ser tan fríos y calculadores? Cada vez más. Podría ser este el anti-villancico de esta Navidad. Lírica perfecta para reflexionar mucho, para abrazar al que tienes al lado, buscar el encuentro, bailar con el viento, pero juntos. El hartazgo parece ser ley y nada me pone más triste. Yo también estoy harto de esperar…

DsiY8R5WsAAmHTo

Acaba de nacer otro clásico del pop español.

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

ESTRENO: ‘Pálida Luna’ de BUISAN dentro del homenaje a LODVG

Algún día, algún ente divino recompensará el trabajo incansable, en pro de la música y de artistas que no tienen hueco en otros medios, del amigo Fer y su web CONFESIONES TIRADO EN LA PISTA DE BAILE.  Proyectos como este que nos ocupa son la muestra de un amor incondicional a la música, al pop primordialmente. ‘Dile al Pop’ es una compilación de canciones que nos pasean por el conjunto vasco La Oreja de Van Gogh, por algunas de sus obras más conocidas dentro de una carrera marcada por un hit detrás de otro. Hoy estrenamos una de esas versiones. La que nos llega desde el dúo argentino, BUISAN junto con el productor y cantante Javier León. A ellos le tocó el single, ‘Pálida Luna’ una de las canciones incluidas en el álbum ‘El planeta Imaginario’ de 2016. El toque electropop de BUISAN redirige el tema hacia la pista de baile donde tan bien se desenvuelve el dúo/trío. León sigue demostrando su versatilidad a la hora de afrontar proyectos y parece que en éste ha encontrado su mejor versión.

Descarga el DISCO

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Hits que nunca lo fueron: “Take That” de Anna Domino

¿Quien es Anna Domino? ¿Alguien la recuerda? Pocos, imagino. Sin embargo fue una de las féminas más sobresalientes en la segunda mitad de la década de los 80. Cuando triunfaban conceptos muy parecidos, léase Suzanne Vega. Cantautoras de pop frágil y pluma afilada. Poetisas de convicciones que nos hicieron soñar con un cierto empoderamiento por parte de la mujer en un terreno abonado, normalmente, por hombres. Fueron las pioneras del Indie, mucho antes de que llegaran a escena los buques insignia de principios de los 90. La estética de su propuesta (y propia) se basa en TODO: el pop, ya mencionado, el rock, folk e incluso funky. Os ponemos tres piezas, muy distintas entre sí, que demuestran la versatilidad de Domino, esta artista de origen estadounidense aunque afincada en Europa que grabó para Les Disques du Crepuscule y Factory Records. Llegó a colaborar con  The The o Virginia Astley.

Pero hubo más…

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Presumido y su “Rey Azotado”

Llevamos un par de días con esta canción en bucle. Sí, buscando nuevos matices, formas y gama de grises en esta pieza MAGNÍFICA de pop hecho con máquinas. ¿Quien dijo que el pop electrónico estaba de capa caída? ¿Quien dijo que mirar al pasado—concretamente a los 80,s— ya está pasado de rosca? Cuando las cosas se hacen con tanto gusto, tanta profesionalidad, tanto amor por la música que mamaste; con la rabia y el vendaval de saberte libre para hacer lo que te salga del coño…Cuando todo eso se junta, el resultado es este “El Rey Azotado” (el titulo es para enamorarse sin haber escuchado la canción) de unos Presumido en estado de gracia. Llegan epilépticos de sonidos secos y engominados de lágrimas en blanco y negro. Y retranca: ‘me gustaba ser el rey que azotabas los martes, sometido a tu ley de decretos cambiantes. Me gustaba ser el rey que tocabas con guantes (…)”. Latigazos de caja de ritmos, laceraciones resecas y una letra que habla de dependencia emocional, sexual, de síndrome de Estocolmo. Una oda al amor que duele y que parece ser que al que más apego le tenemos los seres humanos. Esos ‘vuelve’ etéreos, rogados, diminutos pero a la vez desgarradores, son el colofón perfecto para un TEMARRACO que deberá estar doliendo, en este caso, a aquellos que por no entenderlos, hipotecaron su carrera. Es posible que en “El Rey Azotado” se puede leer entre líneas esa relación artista/compañía. Han eliminado sus vídeos. sus visualizaciones y escuchas en plataformas pero, como bien dicen, ahora empieza una nueva etapa de ventisca y látigo polar a la que nos sumamos una legión de fan.

Este avance de ‘Invierno’ me gusta más que la nieve en la mañana, más que los copos en el bar’. Desde los tiempos de “De un país en llamas” de Radio Futura, cuando escuché los acordes de “La Ciudad Interior”, no había sentido tanta emoción…

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Descubriendo a Yellow Yellow

Y seis magnificas formas— fugaces—de detener el tiempo. Eso es lo que descubrimos. Pop, folk, ocres de amaneceres, carretera y manta, melancolía de otoño en canciones interpretadas a dos voces, desnudas de pretensiones. Creadas para ser consumidas despacio, en compañía—la justa—de gente tan amiga a remover muy dentro como David Bowie, Blur o Morrissey. Esas son las fuentes que emparejan a este proyecto madrileño con la música de calidad y bien construida de este país. “Más que musas, musarañas”: musas que sí están presentes en este mini-lp y musarañas que son con las que tendrán que pelearse en este antipático mundo de la música. Emparejados a gente tan querida para mí como Capitán Sunrise, este debut nos hace pensar en lo mucho que está dando de sí, musicalmente hablando, este último coletazo del 2018. Seguimos investigando…41922912_677974645891225_1019515503950954496_o

Escucha el disco al completo:

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Canciones que me hacen llorar: ‘Our Mutual Friend’ de The Divine Comedy

Una desgarradora historia de desamor. De tormentas y tormentos que surgen de la casualidad, que crecen, que se viven hasta el final y que, luego, desaparecen. El amor al que le canta este crooner divino cuya voz tiene todos los registros, habidos y por haber, para enamorar. The Divine Comedy es ese grupo irlandés que huele a indie—sí—pero diferente. Ese olor es una mezcla de madera y viento del norte; metales y cuerdas.  Neil Hannon es el hombre que lo hace todo en este proyecto y el que nos rompe con este temazo de 2004. ‘Our Mutual Friend’ (Nuestro amigo común) es una oda al amor que se apaga por el paso del tiempo, al sentimiento maduro de la desidia de la pareja y sus consecuencias. Una narración orquestada del inicio de una relación, su desarrollo y final, en brazos de otro. La instrumentación de la parte final es de las que hacen que vueles, que bailes, que llores sin consuelo cuando entiendes lo que tienes entre oreja y oreja.

cropped-lumiere-34.jpg

Imagen

Presumido:”Vimos peligrar el proyecto y dijimos ¡NO!”

“Cuando nos pasó esto, se pusieron en contacto con nosotros varias bandas y ex-bandas de algunos de los más míticos “sellos independientes” de este país para contarnos que habían pasado por lo mismo y que, entre la desmotivación y la incapacidad para pagar su libertad, dejaron que se muriesen sus proyectos”

Ellos dos han demostrado que por muchas trabas que te ponga la vida, la ilusión de seguir hace que te empeñes hasta las cejas. Que te desnudes. Han acaparado portadas—decenas—en otros tantos medios importantes de este país y todo por querer ser libres apara poder seguir creciendo y demostrando que son uno de los proyectos musicales más atractivos del momento. Su pop para soñar, su—a veces—inquina emocional y su imagen nos tienen enamorados. “Vendetta” fue su carta de presentación y quieren  seguir repartiendo pizzas ‘Cuatro Estaciones’. Su nuevo disco parece no alejarse de esa socarronería tan personal. Cuatro epe’s, como cuatro estaciones, de títulos: “Invierno”, “Primavera”, Verano” y “Otoño” que serán servidos en cajas de pizza. Al menos eso estamos entreviendo en sus redes. Hemos querido conocer detalles de esta epopeya que les llevó a quedarse sin instrumentos para poder pagar su libertad de una compañía que parece ser no entendía su propuesta. La respuesta de los fans ha sido inmediata. Así se vivió:

-Habéis tenido que comprar vuestra Libertad. Tan duro como real, en pleno Siglo XXI ¿Qué parte de vuestro trabajo sesgaba la compañía?

Sus intereses chocaban con los nuestros, la mayor parte de nuestras propuestas caían en saco roto y cuando intentábamos solucionar los problemas, la comunicación no era nada fluida… Todo esto nos provocó una sensación de angustia que estaba poniendo en serio peligro al proyecto.

-¿Se entiende que compañías tan pequeñas y, supuestamente, en pro de ayudar al artista también “pequeño”, utilicen estas artimañas tan de los 80, 90?

Cuando nos pasó esto, se pusieron en contacto con nosotros varias bandas y ex-bandas de algunos de los más míticos “sellos independientes” de este país para contarnos que habían pasado por lo mismo y que, entre la desmotivación y la incapacidad para pagar su libertad, dejaron que se muriesen sus proyectos. Muchas bandas que de cara a la galería van muy bien, de repente desaparecen de un día para otro ¿Nunca os habéis preguntado por qué?

La realidad es que no existen compañías pequeñas y grandes, solo compañías, a secas.

-También cabe pensar que vuestra proyección es inmensa y dejaros escapar es una locura…

Una vez escuchamos a un gran artista mexicano decir “encuentras a tu equipo después de trabajar con toda la gente que no es tu equipo”. Una banda no se puede proyectar hacia ningún lado si no está a gusto con la gente que trabaja.

-¿Cómo ha sido el proceso que os ha llevado a empeñar los instrumentos?

Estábamos asumiendo todos los costes del nuevo disco (producción, grabación, videoclip…) y encima teníamos que pagar por quedar libres… Así que dijimos: “tenemos que acabar el disco y pagar la libertad, sí o sí ¿Pero de dónde cojones lo sacamos el dinero?” Nos habíamos gastado toda nuestra pasta en el nuevo material y la opción de un crédito era inviable porque ya estábamos pagando otro. Así que, decidimos empeñar los únicos objetos de valor que teníamos, nuestros instrumentos. Con el dinero del empeño pagamos nuestra libertad.

Una vez libres, contamos la aventura a nuestros fans, que no dudaron en ayudarnos económicamente (y anímicamente) a recuperar nuestros instrumentos en un tiempo récord: poco más de dos semanas.

-Y la respuesta del público  os ha metido una inyección de speed en vena, ¿no?

Fue una pasada. La respuesta del público fue abrumadora. Pero incluso gente no seguidora, como algún ex-deportista olímpico conmovido por la historia, decidió apoyarnos. Nos ha quedado claro que la solidaridad sigue ahí, dentro de las personas, en cantidades industriales. Solamente hay que tocar la tecla adecuada.

Nuestro sentimiento de agradecimiento es infinito.

-A nivel promoción esta “estrategia” os ha servido de mucho. Estáis en todos los medios…

La situación nos ha dejado económicamente “a pre”, sin la posibilidad de pagar una promo para el nuevo disco. Así que, de alguna forma, hemos conseguido darle un poco de bombo al nuevo trabajo y preparar el terreno con toda esta presencia en medios que ha tenido nuestra epopeya.

-¿Este mal trago repercutirá en el resultado final del disco, o ya estaba acabado?

Por supuesto que repercutirá. Pero positivamente.

Toda esta situación nos pilló en medio de la grabación y tuvimos que parar. Pero hemos conseguido convertir la adversidad en oportunidad, ya que hemos pensado “oye, ¿y si sacamos un EP con las canciones que tenemos ya grabadas?”. Y de esa idea, salió la siguiente: sacar el disco dividido en 4 EPs, de forma que podremos acabar cada uno de ellos mientras sacamos y rodamos el anterior.

-¿Nos podéis adelantar algo del mismo? De los cuatro ep’s?

Se llamarán “Invierno”, “Primavera”, “Verano” y “Otoño” y juntos formarán un LP: Cuatro Estaciones.
Es un disco mucho más intenso, electrónico y quizás homogéneo que “Vendetta”. Suena tremendamente internacional y nos morimos de ganas por compartirlo.
La mejor noticia es que en cuestión de días ya podréis empezar a conocerlo.

-¿Por qué sois tan preciosos?
La belleza está en la mirada, no en lo que se mira. Estamos seguros de que nos somos tan “bonitos” para todo el mundo… jajajaja.

thumbnail_web_01

Un fuerte abrazo y un millón de gracias por estar siempre al pie del cañón presumido.

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Electronikboy presenta su ‘Affaire de verano’

La carrera de fondo de este trío es una puta maravilla. Saben gestionar los tiempos como nadie, esperar el momento adecuado para seguir soltando piezas de ese fantástico ‘Cortocircuito’. Con una premisa: la calidad. Esa es la seña de identidad de este proyecto que no deja nada a la improvisación, que rezuma profesionalidad y cuyo directo debería haber reventado todos los festivales de los dos últimos años. Al tiempo…

41784453_10155384497296735_3167283195318108160_o

Anoche se estrenaba el videoclip de ‘Affaire de Verano’. Imágenes en vivo del Concierto que ofrecieron en Santa Coloma de Gramenet el pasado 1 de Septiembre en la Fiesta Mayor de la ciudad. Aquí es donde se demuestra el camino andando. Espectacular lo ocurrido allí y espectacular el montaje bajo la  dirección de Alex Mas. Y esto no es todo amigos, aún queda cortocircuito por venir…

46339838_10155503971586735_5883769707034574848_ncropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Zahara: flotando entre Mecano y las melodías de ABBA

La expectación es brutal. Atendiendo a los tres adelantos (Hoy la bestia cena en casa, Multiverso y Guerra y Paz) puedo asegurar que este es el disco que más ganas tengo de escuchar en este 2018. ‘Astronauta’ será una realidad este próximo viernes, yo ya compré el vinilo firmado y estoy a la espera de que me llegue. Pero este viernes estoy convencido  de que me beberé, de un trago, este nuevo trabajo de la ubetense galáctica. ‘Guerra y Paz’ es el nuevo single, incluso se prevé videoclip para el que, la artista, ha pedido a sus fans vídeos protagonizados por ellos/as mismos/as. Dulce pájaro de juventud que pretende ser un collage/homenaje a los miles y miles de astronautas que flotan alrededor del universo Zahara. Imagino, claro.

zahara-guerra-y-paz

Sea como fuere, la canción, en la que colabora Santi Balmes, es una delicia de principio a fin. El deje Mecano es evidente en casi toda su discografía—y no por el timbre de su voz—Hay muchos matices que recuerdan al trío madrileño— en lo musical porque a nivel de lírica aquí la de los Cerros de Úbeda gana por goleada a la mayoría de letras de los Cano—Zahara es una poetisa salvaje. También colea muy mucho—en esos puentes instrumentales—el fantasma de Abba, o de Arcade Fire del Everything Now. 

En definitiva, en nada podremos incluir esta canción en la sección: ‘Canciones que me hacen llorar’ porque es una de las más bonitas que he escuchado este año.

cropped-lumiere-36.jpg

 

 

 

 

Imagen

¿Cual es la peor canción de Mecano?

Para servidor es esta: ‘El ladrón de discos’, cancioncilla que cerraba el irregular ‘Dónde está el país de las hadas’ del 83. Las prisas no son buenas pasajeras en un viaje que ya se preveía “poco hecho” atendiendo a las ganas de la compañía de seguir exprimiendo el limón de este proyecto multiplatino con su aclamada primera obra, ‘Mecano’. ‘El ladrón de discos’ está mal grabada, mal producida, medio cruda, mal cantada—como con una pinza en la nariz del pequeño Cano, al que ya se le intuía cierta querencia a las sustancias—. Tampoco Alaska cantaba una mierda y mira…El caso es que esta canción podría haber formado parte del repertorio de Los Pegamoides y no haber pasado desapercibida de esta manera tan brutal, incluso de unos Parálisis Permanente algo más esclarecidos. Esas guitarras mal puestas, ese momento rock sucio, no correspondía, para nada, con el resto del repertorio de Mecano, ya plagado de momentos sonrojantes con tan solo dos discos: léase ‘La Fiesta Nacional’ o ‘Focas’ del susodicho segundo elepé y descartes como ‘Super Ratón’ o ‘Viaje Espacial’. La guinda es escuchar/ver esta pieza en directo y aquí hemos descubierto un documento único.

La—ahora—cuestionada carrera musical del trío madrileño ha dado, da y dará para mucho. Se habla de sus peores rimas, de ser el sumun de la horterada, del pastel, de lo cursi, del exceso…Pero fueron muy grandes, posiblemente los más. Pero si tuviéramos que hacer un ranking con sus diez peores canciones, sería este:

Esta última es para meter la cabeza en la tierra…

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

‘Teatro Infinito’ de Second

Reconozco que no le presté la atención que se merece esta canción. Me ha costado tiempo escribir sobre ella, que no trabajo. La primera vez me dejó frío. La escuché en Radio 3, cuando Virginia Díaz la estrenaba, y no hubo flechazo inmediato como me había pasado con otras obras de los murcianos. Es más, no le di más oportunidades hasta hace tres días. En la soledad de mi cuarto, a oscuras, con una lista de Spotify en vena donde la había incluido y—primordial—, con los cascos. No he podido parar. Como esos enamoramientos que se cuecen lentos, sin pretensiones iniciales. Una canción que se incrusta como la cal en la pared. Resulta que Frutos canta, aquí, como Dios. Resulta que no me había percatado de la sutileza de los teclados, de la melodía de cadencia casi hipnótica, lenta y oscura; dulce y hacedora de lágrimas. Y ese punteo de guitarra de caos magnífico. El estribillo: ‘Y le haremos el amor al infinito…’ se queda para siempre en mí mismo y en la carrera, amplia y trabajada, de esta banda que brilla por su honradez, su directo y el cuidado para con su público. ‘Teatro Infinito’ es una pieza clave para ellos. Otra más…

El próximo viernes conoceremos el resto de esta nueva aventura, ‘Anillos y Raíces’.

No hay texto alternativo automático disponible.

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

La poesía apocalíptica de The New Raemon

Mañana se pone de largo el nuevo disco de The New Raemon y si bien nunca le había prestado mucha atención ahora me doy cuenta del enorme error que he cometido. Tras escuchar esta colaboración con Rocío Márquez—anoche—me bebí todas sus coplas con todas sus aristas. Conozco algunas de las canciones que se incluyen en este nuevo elepé, titulado ‘Una canción de cuna entre tempestades’. Ahí es nada. A lo que vamos, ‘Un posible final’ se convierte, desde ya, en una de mis canciones favoritas de este otoño-invierno. Es sutileza apocalíptica. Habla de mierda pura, la que nos ensucia a diario, la que permitimos que nos cale hasta los huesos. Escrita tras una experiencia traumática, según el propio artista. Estas dos canciones que os adjunto se publicaron, como adelantos, en junio y septiembre. Sorprende las pocas visitas que tienen, siendo tan enormes. Sangre, oro , poder y muerte…las bellezas ensombrecen.

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

La odias o la amas, pero Rosalía calla bocas

Todos hablamos de ella, de su buen hacer y su “Mal Querer”. Rosalía es el fenómeno mundial que se preveía. En España se habla muy bien de ella—mayoritariamente—a la espera de que dé un pequeño traspiés y los corralitos sociales de las redes la masacren. Ya sabemos lo que este país de castañuelas es capaz de hacer con lo que triunfa.

1541145456_369138_1541145786_sumario_normal

Ella está arrasando con la publicación de este disco flamencoide moderno y espiritual. “El mal querer” tiene momentos maravillosos, le pese a quien le pese. Momentazos, más bien, que cierran  bocas, o deberían. Uno de ellos es este que nos ocupa. “Bagdad” subtitulado como “Liturgia” es el capítulo 7 de la obra. Comparte créditos con el compositor y concertista de piano y clarinete Joan Albert Amargós. La producción, como ya sabemos, le corresponde a Pablo Díaz-Reixa. También participa el Coro del Orfeón Catalán. Y son precisamente esos coros del estribillo los que arrasan en una pieza mágica.

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

El Niño Erizo: el pop que viene de Jaén

Pocas veces, muy pocas, tenemos la oportunidad de escuchar algo así desde Jaén— capital—. Sí disfrutamos de otras formaciones de la provincia con un concepto parecido: desde Alis a Vuelacruz, pasando por unos Supersubmarina a los que estamos deseando volver a ver/escuchar. Desde la Capital del Reino no recordamos—que alguien me corrija si me equivoco—haber tenido en nuestras manos/oídos un sonido tan cercano al indie pop que destilan los más grandes de este estilo. El Niño Erizo (el nombre de la banda ya nos fascina) está en pleno proceso de maduración de una carrera que si sigue por este camino nos va a dar muchas alegrías. ‘El problema se resuelve con abrazos’ (Nata Records 2018) es el título de un mini elepé de estructura clásica; de pop bien hecho, con tintes ochenteros pero sin anquilosarse en la década dorada. Suena limpio, como si Los Planetas hubiesen aprendido que las canciones ganan muchísimo más cuando se entiende lo que se canta. La banda se funda en 2017 y la trayectoria anterior de sus componentes le da el empaque profesional que necesitan este tipo de formaciones. Dicen beber de fuentes como Radiohead, los mencionados Planetas, 901 o Second. Se nota. Mucho ojo a canciones como ‘Fuegos de artificio’ aunque ahora se presenta como nuevo single este que nos ocupa, ‘Hoy’.

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Descubrimos a Jay Galiano

Artista español con ganas de comerse el mundo. Ha comenzado por México aunque su pop electrónico tiene todos los mimbres como para hacerse en hueco en las listas de todo el mundo. Nos cuentan que temas como ‘Some come on’ ha sido número uno en descargas digitales en nuestro país. Que tiene nuevo álbum, ‘Digital Life‘ que ha sido producido por el ganador de un Grammy Latino, Noel Pastor, que ha estado de gira por Latinoamérica y que se codea con los grandes. Para nosotros es un desconocido—de momento—al que no debíamos dejar pasar pues encaja perfectamente dentro de esa electrónica tan bailable como elegante, que tanto nos gusta.

Escucha su DISCO  DIGITAL LIFE

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Canciones que me hacen llorar: ‘Fast Car’ de Tracy Chapman

¿Quien no ha soñado con coger un coche rápido, lo más raído y potente posible, y huir del mundo? Todos, en mayor o menor medida. ¿Quien conduce? ¿Quien es el copiloto? La cadencia de esta enorme canción, la melancolía de la acústica y esa voz de arena soplada fueron clave para los que quisimos huir en algún momento. ‘Fast Car’ de Tracy Chapman vino a revolucionar el panorama musical de 1988, cuando los muertos vivientes de La Movida aún sacaban pecho (sic), cuando el Acid Jazz comenzaba a dar sus primeros pasos así como los adelantados de la música indie o el Britpop. Finales de los 80, principio de los 90: un cambio de década que, musicalmente, se perdía buscando, precisamente, un nuevo camino.

Tracy Chapman es una cantautora rotunda. “Desnuda y vertical, pero ceñida a la línea de la tierra”, como declamaba el alumno de Machado, Dionisio Ridruejo. Este fue uno de sus dos grandes éxitos, ambos incluidos en ese primer álbum multiplatino y premiado hasta la saciedad.

Este fue el otro…

Una metáfora sobre la vida que anhelamos y que cuando conseguimos no nos llega a hacer felices del todo.

“Tienes un coche rápido,
yo quiero un billete a cualquier lugar,
quizás podamos hacer un trato,
quizás juntos podamos llegar a alguna parte,
cualquier lugar es mejor,
comenzando desde cero, no teniendo nada que perder,
quizás consigamos algo,
yo misma, no tengo nada que probar”.

cropped-lumiere-36.jpg

 

 

 

Imagen

¿Ha sido Miguel Bosé un auténtico transgresor?

Rotundamente no. Elegante, sí. ¿Transgresor? ¿el Bowie español, como se le llamó en su día? No,  para nada. Su carrera (y parece que su vida privada, en la que no vamos a entrar) ha sido una montaña rusa de grandes momentos y otros para olvidar. En mi memoria, por ejemplo, la primera parte de su vida artística pasó totalmente desapercibida, por ñoña. Eso sí, el tío era un gran profesional que supo meterse en el bolsillo a legiones de quinceañeras a base de colorín, golpe de cadera (estudió danza con los mejores) y una pluma que parece ser no veía nadie. Sin embargo ahí ya construyó para la historia algún hit que sí que me llamó la atención. Es el caso:

Cuando él cantaba esto, el autentico y verdadero transgresor de nuestro país, Tino Casal, sí que hacía gala de ese título:

A Casal nadie le discutía. Nadie hablaba de su sexualidad, no se ponía en duda y mira que su imagen y sus compañías (Fabio o Las Costus) fueron objeto de insultos varios por la calle. El grito de ¡maricones! lejos de ser un estigma para su troupe hizo que sacaran pecho para demostrar que el resto del mundo, al que no pertenecían, era pasto de mamarrachas. Casal no jugaba con la ambigüedad sexual, iba más de frente. Bosé no. Miguel tuvo que lidiar con una industria cruel que no permitía que se especulara con la sexualidad de sus ídolos para chicas. Así que si el rumor corría más de la cuenta, al pobre se le emparejaba con alguna actriz italiana y listo.

 Resultado de imagen de bosé y sus novias

El gesto de su cara le delataba.

Pero aún así fue muy valiente al enfrentarse a su discográfica para poner patas arriba su carrera y revolucionar al personal con faldas y a loco. El álbum ‘Bandido, del mágico 1984,fue un mazazo para los modernos de la época y causó estragos entre sus fans de juventud.  Sube el tono de voz, se amachorra, le canta al bandido que ama con el corazón herido, a la Sevilla más literaria o a las estrellas.

Buen disco este aunque lo mejor vendría después. Con su imagen dio un paso de gigante. Pasó de ser el efebo de pantalones ajustados ultraceñidos a la falda con holgura y coleta quinqui. Bien, pero nada del otro mundo si lo comparamos con las hombreras infinitas, el brillo de las telas, los pantalones de locura, los botines con puntas de aguja, la pedrería de, sí, Tino Casal.

Las comparaciones son odiosas pero…

Resultado de imagen de tino casal

Cambiar de imagen era muy habitual en la época, sin desmerecer su valentía, jugando de nuevo la ambigüedad, Bosé sorprendió más por su falda que por su música, a priori. Cuando la gente se dio cuenta que ‘Sevilla’ y ‘Amante Bandido’ eran dos pelotazos importantes, se olvidaron de su indumentaria. Musicalmente estaba por explotar su nueva vertiente masculina y, repetimos, de los conceptos más elegantes de la historia de nuestra música. ‘Salamandra’ y ‘XXX’ son los mejores ejemplos del buen gusto y esa experimentación que nunca habríamos imaginado en el artista.

Esta última letra sí que nos hizo pensar que el hombre (no el artista) nos quería decir algo: “en verdad os digo que soy lo que no veis, falso paraíso yo…contradicción, extraña invención (…)”

No hubo más. Bueno sí, mucho más pero a un nivel de transgresión mínimo y ya sin abandonar un estilo definido por el pop, las baladas y los sonidos del momento. Solo con ‘Velvetina’ (2005) nos hizo suspirar con temazos como este:

Es un grande, ahí no hay discusión. En estos días revueltos tras su abrupta ¿salida del armario? son muchos los que han vuelto a destacar su papel dentro de la historia de nuestra cultura. Sin embargo esos adjetivos sobre su vanguardia, modernidad, esas comparaciones con Bowie creo que se le quedan muy grandes.

¿Bosé o Casal?

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Presumido recuperan su libertad con dos cojones

Empeñar: entregar a alguien una cosa de valor, en depósito a cambio de una cantidad de dinero. Empeñarse en seguir soñando, nadando hacia la orilla, desnudos. Creo que no había sentido algo tan emocionante, triste y valiente en la historia más reciente de nuestra música. Pero la tristeza se ha convertido en una explosión incontrolada de luz. ‘Presumido’ empeña sus instrumentos para poder pagar su libertad. Para ser dueños absolutos de sus sueños, de cómo los entienden. Sin medias tintas. La Industria y los artistas chocan cuando cada uno ve las cosas desde un prisma diferente, le ocurrió a Zahara con una multinacional y les ocurre a nuestros chicos con una compañía y una agencia que se encuentran en las antípodas de lo que a ellos les hace felices. Por eso van a autoeditar su segundo álbum. La puta libertad cuesta 6.000€ y para poder hacer frente a tal canallada han puesto en marcha este crowfunding para poder recuperar sus manos y sus pies, la ropa con la que vestirse una vez alcancen la anhelada orilla. Son muy especiales, artísticamente y de forma personal. Su retranca nos ha enamorado a la par que unas canciones (creadas por brujas) cuyo sello de identidad es más que reconocible. Crean ambientes tan bellos que jamás podrán ser oprimidos. Nosotros ya hemos aportado…¿Y tú?

ENLACE PARA HACERTE MECENAS

Y agradecidos…

cropped-lumiere-36.jpg

Imagen

Niños para siempre

Hace unos días, en concreto el pasado 18 de octubre, la Plaza del Pilar de Zaragoza acogía un concierto histórico para cerrar sus fiestas. Niños del Brasil nadaron entre un mar de gente, de fans que adoran esta banda de culto zaragozano.

17349717_10154942496167349_776720704184135310_o

Cómo ya os hemos adelantado, en alguna que otra ocasión, el grupo trabaja, actualmente, en la edición de un CD+DVD que recoge aquel recital de música electrónica, pop oscuro e ironía ilustrada. Tres años después aún siguen hilvanando historias. Nos cuentan que este trabajo tendrá una duración aproximada de catorce horas. Y que se pondrá a la venta esta Navidad. De momento ya hay un videoclip que lo avanza todo y con el que demuestran que aquello hizo historia, que su legado sigue en pie, que sus días de gloria no habían pasado cual estrella fugaz…

cropped-lumiere-36.jpg