Imagen

El desencuentro de La Prohibida y Algora en la isla más lejana

Parece que todo confluye. El color ceniza, su olor y sabor se mezclaron ayer en mi cama. Recién terminaba de leer un par de capítulos de una novela que sabe a carne de varano, ‘El secadero de iguanas’ de Pedro Andreu, me llegaba la noticia de la publicación de este segundo single del sobresaliente ‘Ruido’, el nuevo disco de La Prohibida.  Se trata de otra canción compuesta por Víctor Álgora que, además, protagoniza un dúo con la diva ne este álbum. Mientras que la novela es puro desierto de vida, desamparo, desasosiego y dolor monocromático, este precioso vídeo— dirigido por el inspirado Salva Musté, colaborador habitual de La Prohibida—es una oda al óxido, al desencuentro entre personas, al tedio, la tristeza apocalíptica y el adiós y es aquí donde encontré la conexión entre ambas obras. Rodado en Tenerife nos encontramos a ambos artistas paseando sin rumbo por unas localizaciones que parecen de otro planeta. Miradas al vacío del cemento y las escaleras desnudas de un esqueleto. Mariposas de la noche, de colores pastel, cobrizos,  que se quejan de lo que fue—o pudo ser—una relación idílica entre dos seres que denuncian la destrucción de nuestro planeta, a la par que la suya propia.

El secadero de iguanas (Novela nº 1) de [Andreu López, Pedro]

‘Bouvet’ es la elegancia más pura-sangre que hemos visto en los últimos años. Y no es el único single favorito de ‘Ruido’.

cropped-lumiere-36.jpg

Anuncios
Imagen

La Prohibida y las zarzas de Algora

Repiten formula a sabiendas del éxito que supuso su colaboración en ‘100K Años del Luz’. ¿Con el punto de mira en ‘Baloncesto’, el mayor hit de ambos artistas? La cosa, desde mi punto de vista, tira más hacia otras composiciones del caracense como ‘La colina luminosa’ o  ‘Zapatos de tacón con patas de saltamontes’. Un medio tiempo, en tono italo bailable, con más poso y menos colorido que aquel éxito de corazón helado. Algora sigue demostrando su capacidad para crear cuentos con sus letras y bonitas melodías para arropar esas historias de granizo, lápidas de mármol y zarzales salvajes en las que habita una flor luminosa. El viaje comienza con este preciosista, aunque algo extenso de minutaje,‘Ruido’, single que precede un álbum en el que habrá otros compositores y del que estaremos, como siempre, muy pendientes.

maxresdefault (1)

Videoclip producido por Storner Prod. Director de fotografía: Arnaud Carney. Montaje: Jon Echeveste. Etalonaje: Kevin Ledortz. Post producción: Gery Bouchez / NOD Paris.

cropped-lumiere-34.jpg

Imagen

No es un vídeo más de Algora

Recuerdo que cuando escuché “Dioses y Hombres” me llamó mucho la atención. Volvía a escuchar al Algora de “Planes de Verano”, al hombre lírica. La poesía rezumaba vísceras de noches en las que uno se cree triunfador y despierta como uno más. Un bucle de desesperación ante lo que viene siendo el tedio de creer querer. Algora no es un hombre amargado pero le canta a la amargura como nadie. Y faltaba el vídeoclip para esta preciosa canción. Creo que es uno de los mejores trabajaos videográficos que le conocemos. No lo creo, vaya. Lo afirmo. Los planos cenitales y ese final agotador, por lo agobiante, le dan el toque necesario para arropar la pieza musical. Maquillaje, primavera en el rostro, brazos que bailan y cierta desazón que se queda ahí…

80F7CFA6-9DA8-415A-BADF-8AF9B5F4A250

Gran trabajo dirigido por Horacio Alcalá.

cropped-cropped-lumiere-31.jpg

Algora, más etéreo que nunca

Algora le pone B.S.O a la película “Grímsey”. Según reza la promo: se trata de una historia de duelo y búsqueda a través de paisajes helados y remotos, dirigida y protagonizada por Richard García y Raúl Portero. Una película española, la primera rodada en Islandia. Dos temas nuevos y una revisión de “Sorda DJ”, posiblemente una de las mejores piezas del magnífico debut del guadalajareño, “Planes de Verano”. Alas en tus ojos, humo en mis ojos, un cazador obtuso, un apocalipsis lleno de ángeles…poesía bajo la nieve. La lírica de Víctor sigue siendo una de sus principales bazas así como los tempos lentos. La canción estrella, Grímsey”, es una buena muestra de la comodidad de Algora para con los ambientes etéreos, casi mágicos. O sin el casi. Es una de las mejores canciones que le hemos escuchado últimamente, muy superior a la media de las incluidas en el notable, “Folclore del rascacielos”. Pura poesía, repetimos, hecha música.

La portada es del ilustrador y diseñador Andrés Sierra.

Resultado de imagen de algora grimsey

lumiere 3

Una historia de fetos: Ian McEwan vs Algora

Uno que acaba de leer la última novela de Ian McEwan y que no se ha quitado de la cabeza la canción “Nutrias” de Algora. Hay una razón; cierto paralelismo y licencias literarias que podrían haber salido del imaginario de la misma persona. En una y otra obra el denominador común es un feto. Un aspirante a nacer con pocas ganas de hacerlo. Hastiado de vivir sin haber asomado la cabeza por la vagina de la madre.

ALGO

En “Nutrias”, canción compuesta por Javier Castellanos (Salvador Tóxico) con letra y melodía vocal de Víctor Algora del álbum “Verbena” (El genio equivocado, 2013),  se nos presenta una historia con feto alimentado por la placenta de una poesía mágica, marca de la casa. Un escondite perfecto, un refugio cómplice y un cordón umbilical que no debería cortarse jamás. Libre a la interpretación de cada cual, la canción nos deja unos paisajes oníricos en los que la madre es un planeta sonoro de playas y estrellas. La madre, ese universo en el que nos escondemos siempre que tenemos miedo, de bebés y con 50 años…

Este es una de las canciones más bonitas del mundo. Al menos para quien suscribe.

 

 

En la novela corta, “Cáscara de nuez”, Ian McEwan hace que te metas dentro de la barriga de una pobre asesina (o cómplice). El narrador es un feto, también. En este cado se trata de un experto catador de vinos,  de un juez, de un filósofo, hastiado de vivir, sin haber nacido, cómo decíamos al principio. Hijo no deseado con un humor ácido que hace que sonrías durante la lectura de un drama en toda regla. Y es que esa manera de contar historias de una forma tan especial está al alcance de unos pocos privilegiados. Hay imágenes inolvidables que os quedarán grabadas a fuego en la memoria. Cosas que todos hemos pensado alguna y que no queremos desvelar.

CASCARA

cropped-lumiere-31.jpg

La mejor canción de Algora ya tiene imágenes

De su nuevo álbum, “Folclore del Rascacielos”, este “Amado distraído” es uno de los temas que más destaca y eso que este elepé contiene un ramillete de canciones muy brillantes: “El escalador”, “Desayuno sobre la hierba” o “Circulo”, por poner tres ejemplos. Es el tercer single y el segundo vídeo que se publica de este disco de producción mínima y gran calado lírico, marca de la casa. Nos atreveríamos a decir que es lo mejor que le hemos escuchado a Algora. “El amado distraído” cierra la obra y ahora (ayer) se presentaba el videoclip que acompaña esta oda al amor irracional . Canción dedicada a un nombre/hombre propio y tan real como la vida misma. “No hay nada más bello que observar a quién amas distraído” “hay un hueco en mi corazón, con la forma exacta de tu cuerpo”, son algunas de las perlas que Víctor le suelta al amor de su vida, ese que ya no comparte lecho, pero sí cordón umbilical permanente. Costumbrismo de una belleza propia del imaginario del artista. Para mí, repito, una de las mejores canciones que haya compuesto Algora en los últimos tiempos y que no es “Baloncesto”, ¡hombre ya!

El clip, es la pieza mágica que le faltaba a la canción. Creado y dirigido por José Lozano del grupo Murciano Total. Un juego de “recortables” que nos lleva a los años 50 y 60. Un Quimicefa de personas que se quieren en color pastel. Una preciosidad, vaya…

Algora estará hoy  tocando en la Puerta del Sol, a las 21:00 horas. El viernes, en el Orgullo Vallekano, en el parque de las Tetas y el sábado pinchará junto a Yelle y La Prohibida en la fiesta que organizan Brunch In The Park y Las Cinco en el Parque Enrique Tierno Galván.

lumiere 3